Fernán Quirós reconoció que la campaña “viene lento” y pide a Nación mejorar la forma de distribución de las vacunas

Su queja se fundamentó en que la Ciudad tiene un promedio mayor de personal de salud y de población de riesgo que el resto de las provincias.

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires Fernán Quirós se refirió este Miércoles a la campaña de vacunación contra el coronavirus. Reconoció que “viene lenta”, pero aseguró que, de llegar las dosis pactadas, en 60 días podrían completar la inoculación de ese grupo. Por eso, hizo un reclamo a nación por la distribución. “Los grupos de riesgo lamentablemente no son proporcionados a la población general en todas las jurisdicciones”, señaló.

“La Ciudad tiene una carga de trabajadores de salud muy superior al resto de la Argentina y la pirámide poblacional es más envejecida que el promedio. No es que tengamos quejas, pero pensamos que se puede mejorar el mecanismo”, remarcó en conferencia de prensa.

El funcionario porteño reconoció en conferencia de prensa las demoras en la campaña de vacunación contra el COVID-19 en el país y también en la Capital, a raíz de la poca cantidad de dosis que llegaron hasta el momento. Sin embargo, aseguró que tomará “un ritmo mayor” en las próximas semanas.

A medida que Nación recibe los lotes de las distintas vacunas, las va asignando a las provincias de acuerdo con el porcentaje de población general de cada distrito en el total del país, en lugar de estimar la distribución por población a vacunar. Esto también retrasa el proceso. “Eso termina siendo excesivamente injusto porque la asignación debería ser por población de riesgo, en lugar de población general. Así, llega una cuota inapropiada de dosis”, sostuvo.

En la ciudad vive el 9% de los adultos mayores del país y concentra un 19% de los prestadores de salud y sus trabajadores (unos 160.000). En ese sentido, Quirós detalló los números. “Tenemos estimado y documentado 1.200.000 porteños que cumplen criterio de grupo de riesgo. Necesitamos vacunarlos para mitigar el riesgo de la eventual ola que tenemos por delante”, sostuvo. “Hasta ahora recibieron la primera dosis 145.000 personas, es decir, un 10% de esa cantidad de gente. Si llegan las dosis como está pactado, en 60 días podríamos completar la población”, estimó.

Además, aseguró que el distrito tiene una capacidad instalada para vacunar a 25.000 personas por día, “y esa capacidad aún la podríamos ampliar un poco más si fuera necesario”, agregó el ministro.

Por otra parte, al cumplirse un año del inicio de la pandemia, remarcó que “no es momento para hacer balances”. Sostuvo que las evaluaciones podrán hacerse cuando “la gente esté más tranquila” y haya pasado lo peor de la pandemia.

 “Sí es momento de reflexionar qué debemos hacer. Sabemos que tenemos una segunda ola por delante y hay dos cosas muy importantes para demorarla”, consideró.

“La primera del lado del Gobierno, es seguir intensificando el rastreo, testeo y aislamiento”, detalló “y como ciudadanos, necesitamos seguir enfocados. Queda poco tiempo para avanzar rápidamente con la campaña. Por supuesto que estamos cansados, pero el mensaje es que todavía no nos podemos distraer”, cerró.(TN)

LA

Acerca de Oscar Posedente 10246 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.