Propuesta de vacunación: Beatriz Sarlo brindó detalles solo al ser citada por la Justicia

La ensayista declaró en la Justicia que fue Soledad Quereilhac, esposa del gobernador de Buenos Aires, la que le hizo el ofrecimiento. “No me llegó con las formas de una campaña pública”, se defendió.

“Hay que atenerse a las consecuencias de las palabras que uno dice”, dijo esta tarde Beatriz Sarlo tras el cruce con Axel Kicillof por la vacunación “por debajo de la mesa”. ”El gobernador puede decir que era pública la campaña, pero yo no tenía por qué enterarme” porque “no me llegó con las formas de una campaña pública”, cuestionó la ensayista, minutos después.

Sarlo afirmó que no debió decir que el ofrecimiento que le hizo la Provincia de Buenos Aires para vacunarse fue “por debajo de la mesa”, sino que “tenía que decir ‘en un mail que no llevaba ninguna información sobre quién se iba a vacunar, ni dónde, ni cómo, ni cuándo’”. “Me autocritico fuertemente. No debí decir por debajo de la mesa“, afirmó la ensayista. “Que me disculpe la provincia por utilizar mal la expresión, no debería haber dicho por debajo de la mesa”, reiteró la escritora y señaló que está “dispuesta a afrontar las consecuencias de sus dichos”.

Sarlo declaró este Miércoles ante la jueza María Eugenia Capuchetti y el fiscal Eduardo Taiano, por sus dichos sobre un ofrecimiento que le habían hecho por debajo de la mesa para vacunarse. En esa entrevista con TN, la escritora no había dado detalles respecto de dónde había provenido el ofrecimiento, pero lo hizo al ser citada por la Justicia.

A lo largo de su declaración, la escritora contó que el ofrecimiento fue a fines de Enero. Allí, describió: “Por lo que yo entendí, desde provincia de Buenos Aires estaban vacunando para lograr fotos que persuadieran a la gente. En ese momento todavía había cierta duda de la efectividad de la vacuna”, sostuvo.

Algo similar mencionó Kicillof al señalar que con la campaña Yo pongo el hombro la idea era que se vacunaran y se sacaran una foto para terminar con ese tremendo trabajo que se estaba haciendo para desprestigiar la vacuna”.

 “Si yo voy a participar de algo, necesito saber quiénes van a participar. Nunca pongo mi firma o mi cara sin saber. Examino bien aquello que llega a mi computadora, veo si están todas las condiciones que yo pongo, que no son muchas, saber quién es, no algo a las apuradas, que parece más de un centro de estudiantes”, relató la escritora respecto del mail que recibió de parte del director de la editorial Sigo XXI, Carlos Díaz, que fue el nexo con la propuesta de la Provincia.

Respecto de sus dichos, aclaró que lo que no estaba mencionado en el mail “era la repartición pública de la Provincia de Buenos Aires que se iba a hacer cargo, aquellos responsables del operativo de vacunación y quiénes integraban esa lista de elegidos”. “Pero mantengo mi crítica”, afirmó.

Según consideró la escritora, las campañas, cuando son públicas “tienen que venir con una dirección física o web”. “Si se está hablando de intelectuales o artistas, no tenía por qué enterarme que era pública, yo no tengo medios para enterarme que es pública. Yo no ratifico que fue por debajo de la mesa porque los que son responsables dicen que no fue por debajo de la mesa, pero si fue una campaña pública, no me llegó con las formas de una campaña pública”, advirtió.(TN)

LA

Acerca de Oscar Posedente 12219 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.