El que calla otorga: Silencio en el Hospital Posadas por el envío irregular de las dosis de la Sputnik V a El Calafate

Desde el hospital prefirieron guardar silencio. “No hay declaraciones todavía”, fue todo lo que dijeron al respecto.

Las autoridades del Hospital Posadas se negaron a dar declaraciones tras la investigación que lleva a cabo la Justicia sobre el presunto envío irregular de unas 60 dosis de la Sputnik V hacia El Calafate, en un vuelo comercial de Aerolíneas Argentinas. Se trata de una maniobra que podría llegar a formar parte de la causa del vacunatorio VIP que marcó la salida de Ginés González García.

Ante el pedido de Telenoche de hablar con el supuesto enviado del Ministerio de Salud, Gustavo Javier Bahut, jefe de seguridad del Posadas, el director de prensa del hospital aseguró que el hombre no estaba en lugar. Además, pidió no ser filmado y que se apaguen las cámaras.

Momentáneamente, se desconoce el destino de las vacunas una vez que llegaron a El Calafate. Aunque podría tratarse de un intercambio interhospitalario (en El Calafate hay un Hospital Nacional), desde el Posadas no quisieron responder las consultas para aclarar la maniobra. Tampoco se siguió el protocolo indicado para el traslado de vacunas al interior del país.

El dato que desató la investigación fue aportado por la diputada Graciela Ocaña en el expediente en el que interviene la jueza María Eugenia Capuchetti. Según la denuncia, el avión que llevó las dosis a la ciudad santacruceña partió el 23 de Enero a las 8.40hs Sobre la hora de despegue, agentes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) recibieron un llamado de una autoridad de la aerolínea.

El funcionario les habría solicitado que permitieran el ingreso de un enviado de la por entonces Secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, actual titular de la cartera. Esta persona sería Bahut, jefe de la central de monitoreo del Hospital Posadas. El emisario habría entregado una conservadora que pasó por el escáner destinado al control de la tripulación.

La PSA realizó un control de rutina sobre el contenido de la refrigeradora, con el fin de verificar que no ingresara a la aeronave ningún elemento que pudiera poner en peligro al vuelo y pudo constatar que se trataba de dosis de la vacuna rusa. La indicación incluía la entrega en mano de las dosis de Sputnik V al comandante de Aerolíneas, en una zona restringida, destinada al ingreso de los pilotos y azafatas.

 “De confirmarse estos hechos, es evidente que la sustracción de las 60 dosis tuvo por objetivo proveer a algún vacunatorio VIP, constituyendo una nueva modalidad de la apropiación indebida de medicinas que debe suministrarse a las poblaciones de riesgo, para beneficio de amigos del poder o directamente integrantes del gobierno”, indicó la denuncia que realizó Ocaña.

La legisladora solicitó al fiscal que se verifiquen los registros de las cámaras de seguridad de los aeropuertos internacionales de Ezeiza y El Calafate, que se tome declaración a Bahut y al comandante del vuelo. También pidió que Aerolíneas Argentinas que informe la composición de la tripulación y que se investigue quién habría impartido la orden de demorar el vuelo.

El subsecretario de Estrategias Sanitarias, Alejandro Salvador Costa, el segundo de Vizzotti antes de jurar como ministra, quedó señalado luego de que se conoció que vacunó a Eduardo Duhalde y su familia. Para hacerlo, habría utilizado dosis destinadas al Hospital Posadas. El ex presidente figura dentro del listado de las 70 personas que fueron inoculadas de forma irregular en el sanatorio, distribuido por el Ministerio de Salud tras la salida de Ginés González García.(TN)

LA

Acerca de Oscar Posedente 12236 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.