Bingo: Pablo Moyano consiguió 4.600 dosis para el gremio mientras otros sectores presionan para ser vacunados primero

Los transportistas lograron el acuerdo después de una protesta de varios días en Paso de los Libres. Desde las organizaciones sociales pugnan por un lugar más arriba en el listado.

La manta de las vacunas empieza a ser cada vez más corta. Mientras avanza la campaña de inmunización de mayores de 60 años en todo el país, cada vez son más los trabajadores esenciales que reclaman ser incluidos entre los primeros de la lista. Los camioneros de Hugo y Pablo Moyano lo consiguieron, obtuvieron 4.600 dosis para los choferes del transporte internacional.

En tanto, los trabajadores que están al frente de los comedores sociales esperan que se cumpla la promesa de incluirlas en los listados, pero también reclama el personal jerárquico de la Administración Federal de Ingresos Público (AFIP) y los empleados de comercio, todos reconocidos como trabajadores esenciales desde el inicio de la pandemia de coronavirus.

El reclamo de camioneros llevó varios días e incluso protestas en Paso de Los Libres. Finalmente, el gremio liderado por los Moyano consiguió que los transportistas internacionales estén entre los próximos a vacunarse.

El secretario de Políticas de Transporte del sindicato, Omar Pérez, confirmó a través de las redes sociales que la noticia se las dio el secretario de Planificación del Ministerio de Transporte, Gastón Jaques. “Ya están las vacunas para empezar con la aplicación a todos los chóferes que realizan transporte internacional”.

Para inscribir a los 4.600 camioneros que estarán en el listado se cruzarán los datos con el número de CUIL y DNI con Migraciones, Aduana, PAU y con los municipios. Una vez confeccionado el padrón será enviado a cada ciudad, donde estarán anotados en cada distrito que les corresponda según su domicilio, “para que en el orden de prioridades estén los trabajadores camioneros en los primeros lugares para ser vacunados”, señaló Pérez y agregó “Es el final de un reclamo que se llevó adelante en el mes de Abril donde la Federación de Camioneros reclamaba que se hicieran los PCR correspondientes o los antígenos para el chofer de transporte internacional”.

En tanto, las organizaciones sociales también vienen elevando un reclamo similar. En la Ciudad de Buenos Aires, la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat, María Migliore, confeccionó una lista de 10.000 colaboradores de comedores y los incluyó en una lista de esenciales para que sean vacunados cuando le corresponda a ese grupo.

Por su parte, el secretario de Economía Social, Emilio Pérsico, aseguró que los trabajadores de los comedores comunitarios “ya son esenciales” según las disposiciones oficiales vigentes y estimó que serán vacunados contra el coronavirus “a su turno”, cuando “la campaña de vacunación incluya a los trabajadores esenciales como a una cajera de supermercado o un chofer de colectivo”.

Justamente, los empleados de comercio piden que se acelere el proceso para que estén inmunizados en las próximas etapas. El secretario general del Sindicato de Empleados y Obreros de Comercio y Afines de la zona oeste bonaerense (Seoca), Julio Ledesma, cuestionó que “el comercio es una actividad esencial y nunca se detuvo en plena pandemia, pero sus trabajadores no figuran entre las prioridades del cronograma de turnos a pesar de estar expuestos a diario al contagio”.

“Los mercantiles constituyen el eslabón intermedio y un nexo entre la comunidad de consumidores y los propietarios de los locales. Son trabajadores esenciales que abastecen a otros trabajadores”, dijo y advirtió que vacunarlos es “el único camino para que continúen realizando las imprescindibles tareas para la comunidad y la economía”. El diputado mendocino del Frente Renovador (FR), José Videla Sáenz, presentó un proyecto de ley solicitando la inmediata vacunación de los empleados de comercio para que “no se cierre otra vez la actividad económica” provincial.

El secretario general de la Unión del Personal Superior de la AFIP (Upsafip), Julio Estévez, también solicitó que una parte de las vacunas sea utilizada para inmunizar a unos 20.000 empleados jerárquicos del organismo que cumplen tareas presenciales y realiza inspecciones en colaboración con la Secretaría de Comercio.

Los trabajadores de la AFIP están expuestos a más riesgo al ingresar a un lugar cerrado que un integrante de las fuerzas de seguridad. “Están expuestos a más riesgo al ingresar a un lugar cerrado que un integrante de las fuerzas de seguridad, que cumple sus tareas al aire libre cuando revisa los permisos de circulación”, aseguró Julio Estévez.

Hasta el momento, el 76,2% de los mayores de 80 años ya cuenta con al menos una dosis; también el 84,2% de quienes tienen entre 70 y 79 años, y el 69,8%, de 60 a 69 años. Para alcanzar el objetivo del 85% de los adultos mayores inmunizados, faltan vacunar a 668.000 con al menos una dosis.(TN)

LA

Acerca de Oscar Posedente 10014 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.