Para qué sirve un coaching?

Yo soy segunda generación de coaches. En el universo de hispano américa, hace muchos años atrás se nos decía
conferencistas, luego seminaristas y en la actualidad coaches. En la época de mi padre, incluso en el comienzo de la mía, no había esta inundación de coaches. Por ejemplo, mi padre fue uno de los primeros en el mundo en enseñar técnicas para dejar de fumar.

Casi inmediatamente agregó las técnicas para adelgazar y luego control mental. Sin querer, él configuro un formato que muchos coaches usan en la actualidad.  Quien aborda uno de esos tres temas, seguro tiene las otras dos opciones. En aquellos días la información no sólo era difícil de hallar, sino que además no había estudios al respecto. Es así
que muchas de las técnicas se fueron formando en base a estudios y pruebas propias que luego se contrastaban con algún científico “amigo”. Recordemos que entre los años 30´y 60´ los mismos médicos eran los que publicitaban las marcas de cigarrillos dando su rostro, nombre y matrícula. Hoy en día los paradigmas cambiaron.

Es maravilloso que la mayoría de las personas (y cada vez más) tengamos acceso a la información. Cada vez más rápido se viralizan las cosas. En las redes sociales casi todo el mundo se anima a subir frases positivas, ya sean propias o ajenas, con la intensión de esparcir un mensaje esperanzador y en lo posible de ayuda para quien quiera leer. Que la información esté al alcance de todos no significa que todos sepan cómo implementar ese conocimiento, y es en ese punto donde los coaching entran en juego.

El manejo de información suelta, hace que muchas personas implementen un “sentido común” erróneo a la hora ponerse en acción. Hay que saber que existen varios “sentidos comunes” y no todos son valederos en cualquier tema o problemática. Lamentablemente esto se ve mucho por estos días donde lo coaches abundan por todos lados y en infinidad de temas.

Es así, que muchas personas quieren aplicar esos conocimientos sin el orden y sin la forma correcta y fallan en la obtención de resultados positivos, ya sea para ellas mismas o para terceros. Es por eso que es importante que estés siempre informándote e investigando, para que a la hora de entregarte a un coaching, lo hagas con el correcto. Un buen coaching es el que te asegura la implementación de esos conocimientos que tal vez ya tengas, más otros nuevos.

Cuando viajo por los países dando mis coachings de adelgazar, dejar de fumar y potenciamiento mental, me encuentro con personas que ya han recorrido bastante estos temas y han implementado otras técnicas. Están las que han tenido algún resultado y otras que no han obtenido nada.

El primer punto en el cual les hago énfasis es que tienen que abrazar los nuevos paradigmas, ya que si siguen en la búsqueda de nuevos resultados pero aplicando la misma mirada hacia los problemas, van a quedar en el mismo lugar. O peor, van a retroceder desde el punto en que se encuentran. En la actualidad  siguen habiendo preguntas y gracias a los avances tecnológicos y al aumento del interés, hay cada vez más respuestas!

El sentirte y el verte bien es mucho más sencillo de lo que crees. Recuerda
#CuandoSeQuiereSePuede

mm
Acerca de TUSAM 54 Articles

Mentalista, motivador, hipnotizador.

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*