Una batalla que duró 12 rounds: Lomachenko vs Haney, “fue un robo”

El estadounidense retuvo las cuatro coronas de los ligeros y conservó su invicto. El público del MGM Grand abucheó el fallo de los jurados.

Una batalla que duró 12 rounds. Devin Haney obtuvo la mayor victoria de su carrera por puntos y con una decisión unánime sobre el ucraniano Vasyl Lomachenko y retuvo los títulos de peso ligero WBC, WBO, IBF y WBA en las primeras horas de este Domingo, en Las Vegas. Pese a ser local, el estadounidense fue abucheado por el público que se encontraba en el MGM Grand Garden debido a que consideró injusta la resolución de los jurados en favor del monarca absoluto.

Fue una batalla que duró 12 rounds, varios de ellos muy peleados. Según los jueces, Haney venció por 116-112, 115-113, 115-113. Pero la polémica se instaló al conocerse el resultado de la pelea porque Lomachenko tuvo un gran combate para los espectadores 14.436 presentes en el MGM Grand Garden.

Con la victoria, Haney podría aceptar el reto de Shakur Stevenson. O bien, podría subir de categoría donde residen Teófimo López y Josh Taylor.

Devin Haney y Vasiliy Lomachenko salieron con un ritmo bien alto de combate y no dudaron en intercambiar golpes desde el primer asalto.

“Todo el mundo vio lo que pasó hoy”, dijo el ucraniano después de la pelea. (Foto: Sarah Stier/Getty Images/AFP)
“Todo el mundo vio lo que pasó hoy”, dijo el ucraniano después de la pelea. (Foto: Sarah Stier/Getty Images/AFP)

Devin Haney y Vasyl Lomachenko salieron con un ritmo bien alto de combate y no dudaron en intercambiar golpes desde el primer asalto, en donde ninguno de los dos mereció perder.

Lomachenko llevó la iniciativa ante un Haney que lo esperó y aprovechó su mayor alcance. Haney se vio por momentos demasiado grande para Lomachenko. La igualdad fue la tónica del combate, con dominios alternos y con asaltos muy reñidos. Una pelea muy complicada de puntuar. Haney se centró en golpear al cuerpo, mientras el ucraniano buscó más el rostro de su rival.

El asalto más claro del combate fue el undécimo, en donde Lomachenko llegó con manos muy claras y puso en muchos apuros a Haney.

Finalmente, Lomachenko cerró bien el combate y parecía que hizo méritos para llevarse una ajustada victoria o un empate. Sin embargo, los jueces dieron la victoria a Haney por un sorprendente 116-112 y dos más razonables 115-113.

El ucraniano rompió en llanto después de la derrota ante Devin Haney.

Al finalizar el combate, el ucraniano Lomachenko al ser preguntado sobre la decisión de los jueces afirmó: “Todo el mundo vio lo que pasó”.

Luego, Lomachenko explicó el momento en que se rompió emocionalmente. “Me acordé de mi hijo, que me llamó siete veces y me decía ‘y el nuevo, y el nuevo’”, detalló el ucraniano en la conferencia de prensa posterior a la pelea. “Y en ese momento recordé que me dijo eso y fue duro para mí”, cerró.

Tras el resultado, los aficionados no dudaron en mostrar su descontento, sobre todo aquellos que opinaban que Vasyl Lomachenko merecía ganar el combate tras lo visto en los 12 rounds. Las redes sociales se llenaron de comentarios sobre lo sucedido entre el ucraniano y el estadounidense en Las Vegas.(TN)

LA

mm
Acerca de Semanario Argentino 13682 Articles
Periódico semanal argentino editado en Estados Unidos. Desde el 1ro. de Julio de 2002, Semanario Argentino informa y entretiene a los argentinos e hispanos del sur de la Florida, se distribuye los Martes desde Kendall hasta West Palm Beach