Despidos masivos y silencio político: La crisis laboral que desafía a EEUU en 2024

Factory worker working in industrial production hall.

Para numerosos expertos económicos independientes del gobierno actual, no ha sido inesperado el anuncio de cese de personal en gran escala por parte de importantes corporaciones en los Estados Unidos, hecho público al inicio de 2024.

Ya desde 2022, analistas tanto nacionales como internacionales habían advertido de una inminente crisis económica en el trienio siguiente. Parece que existe un consenso tácito entre la administración de Biden, entidades federales afines, y medios de comunicación progresistas en el país para omitir cualquier alusión a una posible recesión, a pesar de la cruda realidad que vive la población estadounidense.

Revelaciones económicas: Ignoró el gobierno de Biden las señales de crisis?
Image by aleksandarlittlewolf on Freepik

El reconocimiento oficial de una recesión tendría consecuencias devastadoras en Wall Street, los mercados internacionales y el sector corporativo e inversor, especialmente tras la crisis bancaria desencadenada en 2023, en parte por las elevadas tasas de interés establecidas por la Reserva Federal para combatir la inflación más severa en cincuenta años.

“Optimismo en Año Electoral”

Desde una perspectiva política, para la administración actual, la confirmación de una recesión significaría un golpe fatal a las aspiraciones de reelección de Biden.

Por tales motivos, incluso con indicadores económicos negativos, el gobierno se ha resistido a emplear el término recesión.

Sin embargo, lo que ha generado más incertidumbre es el súbito incremento en el Producto Interno Bruto (PIB) de un trimestre a otro, seguido por una intensa campaña de supuestas «buenas noticias» emanadas desde Washington y una declinación acelerada de la inflación, aún no percibida por la ciudadanía en su vida diaria.

El foco, en medio de elecciones intermedias en 2022 y en la antesala de las presidenciales de noviembre de 2024, se ha orientado a aliviar la tensión generada por una inflación descontrolada, los altos costos del conflicto en Ucrania, una frontera sur inestable con un gasto anual que supera los 200.000 millones de dólares desde 2021, una deuda nacional que alcanza los 34 billones de dólares, y una reducción sin precedentes en el sector industrial, entre otros indicadores críticos.

Estos factores han creado el ambiente propicio para una nueva serie de despidos en 2024, similar a la experimentada a fines de 2022 y durante los primeros dos trimestres del año anterior.

Varias empresas, incluyendo gigantes tecnológicos y entidades bancarias, han retomado en 2024 la reestructuración de sus operaciones y presupuestos, lo que incluye recortes de personal significativos.

mm
Acerca de Semanario Argentino 13468 Articles
Periódico semanal argentino editado en Estados Unidos. Desde el 1ro. de Julio de 2002, Semanario Argentino informa y entretiene a los argentinos e hispanos del sur de la Florida, se distribuye los Martes desde Kendall hasta West Palm Beach