Decimosexto aniversario, de mundial a mundial

La portada que ven, es la de nuestra primera edición allá por julio de 2002. El semanario argentino “Sur Digital”, pasaría a llamarse más tarde simplemente “Semanario Argentino” hasta estos días, para recibir en 2018 a su hermanita “Argenta” y así convivir informándolos el primero y entreteniéndolos algo más esta última. Gracias a todos (cansaría enumerarlos) por lograr que pueda decirles GRACIAS por cumplir un nuevo mes aniversario.

Desde esa primera portada y cada campeonato mundial, dejando de lado la pasión y desde mi costado periodístico, tengo la sensación que vamos a poder repetirla. Cambiándole solo el logo de nuestra publicación, ya que, como la historia en Argentina se repite, el título de tapa ese no desentonaría.
Pero Brasil no ganó desde 2002 ni un título más.
Peor aún, en 2014 se fue del torneo siendo goleado por Alemandia, y de local.

Este año, personalmente, y mal que me pesaba, le había puesto todas las fichas al equipo de Neymar, también a Alemania, España, y a (sólo basado en el deseo)  Argentina. Mas atrás Perú y Bélgica a quien había visto en amistosos previos al Mundial. Ninguno de ellos excepto este último llegó ni a semifinales.

Como decía Dante Panzeri, “el fútbol es la dinámica de lo impensado”, y en torneos cortos esta sentencia se potencia.
Un error, un penal mal pateado o una atajada desafortunada se paga muy caro.

Acabo de regresar de Rusia, y vi los partidos en cancha, es decir, muy cerca del campo. Esto le da a uno la perspectiva certera de aquello que sienten los jugadores en el momento de jugar. No hablo del clima de la tribuna, la mayoría están acostumbrados, hablo del espacio, la velocidad real, los momentos y las distancias que tienen ellos para tomar decisiones que en TV se aprecian muy diferentes.

Por eso, y en un análisis muy superficial y parcial de este torneo, viendo que quedaron rápidamente afuera, jugadores desequilibrantes como Ronaldo, Messi, Neymar, Isco etc, y que equipos como Islandia, Rusia por nombrar algunos, encerrados atrás obtuvieron resultados positivos ante rivales de jerarquía, es hora de pensar que un equipo debe tener mas jugadores de estas características. Con uno o dos no alcanza.

En las inferiores, en las canteras, se los reprime constantemente a los chicos obligándolos a jugar a un toque, pase!, pase!, pase!, y mundial tras mundial, vemos que la gambeta, el dribbling, el regate que abre una defensa de 9 jugadores cada vez es mas necesario.

Termina un torneo aburrido. A una semana, del cierre, en Rusia, excepto Moscú (allí se jugará la final), ya no hay clima de mundial.

Por primera vez, y ante la falta de expectativa, (y de venta) la FIFA abrió su página online porque dispone de entradas.
Decía Leo Ferrucci desde el Kremlin, “aquí está como si Tigre disputara la final”.
Los latinos que le pusieron color, diversión, confraternidad y pasión a esta fiesta deportiva, ya están todos fuera del país. En un mes será un Mundial para el olvido.

Además de mejorar muchos factores que reflotaron la diferencia futbolística entre Europa y América, para nuestro aniversario Nro. 20 quisiera que a la dinámica del juego moderno, los Directores Técnicos le sumen los insolentes, descarados, impertinentes, desvergonzados, atrevidos, creativos, habilidosos y pasionales…. “gambeteadores”. Se necesitan mas locos que rompan las “reglas” en la cancha…y que viva el fútbol!!

Acerca de Oscar Posedente 4565 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*