3,2,1, comenzó la carrera

¡Feliz comienzo de año! ¡Para mí, cada 31 de diciembre termina una carrera y el 1 de enero comienza otra! Realmente no importa si se llega primero o último, lo importante es saber que llega a la meta cada año. ¿Por qué digo que no importa si llega primero o último? Porque como en toda carrera física, nadie llega primero en su primer intento; sin embargo, con práctica, dedicación y conducta, es sólo cuestión de tiempo hasta que ‘‘gane’’ su carrera.

En la vida sucede igual. Lo importante es saber que entendió que la jornada de la vida en sí es una carrera.
Puede correr a la par de los demás o gatear o caminar. Su ritmo es indescriptible a veces… porque no ve a los lados… en otras, es sobrecogedor porque se compara constantemente y no se concentra en sus recursos y habilidades para continuar en SU propia carrera.

Por lo tanto, HOY comienza una nueva oportunidad para todos los seres humanos que habitamos este planeta. Está en usted comenzar a entrenar o seguirse capacitando para mejorar aspectos de su vida. En este caso me referiré a la financiera para que pueda dejar de depender de otros.
SI sigue mis columnas hace años, ya abra escrito sus metas para el 2019, si no lo hizo tiene dos opciones:

1. Escribirlas ya mismo.

2. Aceptar mi recomendación de que deje de leer mis columnas porque seguramente no le sirven de mucho.
El mensaje deseado de mis columnas o artículos, tienen una sola tarea. Pretenden invitarle a tomar medidas específicas. Ellas le van a llevar a ver resultados. Cada semana yo espero ser tan claro y preciso como sea posible para exhortarle a tomar acción.
Entiendo y aprendí en todos estos años, que lo más difícil de mi trabajo y, ahora del suyo, es hacerle aceptar que usted está en condiciones de mejorar su vida.
Lo difícil es que usted apague su piloto automático por unos minutos para dejar entrar al subconsciente nuevos datos o información diferente a la que recibe cada día.
Puedo decirle sin sentirme el Mesías, que en las ocasiones que conseguí esto, fue justamente cuando la gente mejoró su vida y me enviaron sus testimonios e historias, que me hicieron aprender a mí mismo que no importa en qué condiciones se encuentre el ser humano , puede ser la persona más pobre o humilde, analfabeta, abusada, viviendo indocumentada en algún país, o puede ser una ejecutiva que no había sido apreciada o su talento permanecía sin ser descubierto; todos podemos mejorar o cambiar nuestra vida financiera si de verdad lo deseamos.

O tal vez puede ser un vendedor de una tienda que ganaba $12 la hora, y gracias a que supo escuchar y tomar riesgos, en menos de seis meses paso a ganar más de US$100,000, como es el caso de alguno de los asociados de mi empresa, que cambiaron su vida durante el 2018, con solo permitirse pensar fuera de la comodidad de ese cheque que recibían.

¿Qué hacer?
Hoy le voy a confesar una de las cosas que me superan y me producen enojo; son esas personas que viven esperando que algo suceda o que un milagro les permita vivir mejor. Es común escuchar frases como ‘Si Dios quiere este año me irá mejor… Lo dejo en manos de Dios… lo importante es el amor por el prójimo’’ … Setenta años después se dan cuenta que eso no sucedió, pero ya es muy tarde.

Yo no voy a dar cátedra de religión porque es una materia que no me incumbe, ni domino y respeto sus asuntos de la fe. Sin embargo, creo que Dios SÍ quiere que le vaya bien, porque si todos somos iguales ante ÉL, ­ ¿Por qué a unos les va bien y a otros no? Simplemente porque unos tomaron al toro por los cuernos y otros esperan que lo bueno les caiga del Cielo…

Estoy convencido de que de alguna manera muchos pueden abrir los ojos cuando yo me atrevo a decir las cosas con el sinceramiento y convicción que usted conoce y que usted termina siendo el juez.

Está en usted aceptarlas o no.
¡Hoy es un gran día! Hoy el universo le da una nueva oportunidad con este nuevo año que comienza. Lo desafío a que, por una vez, cambie su forma de pensar, olvídese si yo le caigo bien o mal, sáquese la duda si todo esto que yo vengo diciendo y haciendo hace años funciona, y en unos meses me escribe si es que no mejoró su vida.

¡Yo le garantizo que si! Comience a escribir sus metas, luego visite mi página de internet y elija los títulos que considere de más interés y lea esos artículos varias veces. Hay veces que necesitamos leer más de una vez, para captar el fondo del mensaje, para encontrar una palabra o una idea o un concepto que sea productivo.

No tiene nada que perder, y mucho por ganar. Si lo piensa por un minuto, si me hace caso y yo me equivoco, lo peor que sucederá es que usted seguirá igual que hoy, pero si yo estoy en lo cierto, usted mejorará su vida y desde ese momento el techo lo pondrá ¡sólo usted!

¡Feliz año para todos! Juntos disfrutaremos del 2019 y veremos los problemas como situaciones o curvas en la carrera de la vida; y la falta de dinero como una oportunidad para cambiar.

No olvide de visitar mi página de Internet y enviar sus comentarios, o reenviar la página: www.HispanoExitoso.com a sus amigos, familiares y conocidos, si es que considera que se pueden beneficiar con mis artículos. ¡Hasta la próxima semana!

Daniel Rutois
Motivador financiero & Negociador
www.hispanoexitoso.com

Acerca de Oscar Posedente 4626 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*