El camino al abismo. Por Norberto Spangaro

Mientras las primera planas se ocupan de la grave pandemia, el Gobierno Argentino si bien ha acertado en algunas medidas preventivas, dada las enormes carencia de algunos sectores y especialmente del conurbado bonaerense que administraron por muchísimos años hasta convertirlo en un antro de pobreza e indigencia, ha dejado de operar como un sistema republicano de tres poderes. Prácticamente el único poder en funcionamiento es el Poder Ejecutivo.

El Presidente asumió un poder omnipotente y todo se gobierna via DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia).
Como además el Poder Ejecutivo ha básicamente loteado entre sus fuerzas intrapartidarias, algunas verdaderas mafias del poder, los ministerios, secretarias, etc el desorden, la confusión, el clientelismo y por supuesto la corrupción opera con total falta de sintonía. A las absurdas opiniones del Ministro de Salud, la inoperancia de un Canciller que habla con dificultad su propio idioma porque no se le entiende mucho lo que dice, un Ministro de Economía preocupado solo con la deuda externa olvidándose de la catástrofe económica interna, todo luce como caos, a pesar de la tranquilidad que transmite el Presidente.
Como si esto fuera poco, las verdaderas ideologías de este gobierno han quedado claramente expuesta con acontecimientos que son de conocimiento publico, que ya comenzaron antes de la pandemia y se han ido agravando.

El Presidente jamas visitó sus socios más importantes de la region, económica y políticamente hablando, Brasil, Uruguay y Chile. Si visito personalmente a Lula en la Carcel, y a AMLO en Mexico. Dos personajes que conocemos bien.
Desistió de atender a la asunción del elegido Presidente de Uruguay, un país democrático. A alguien le cabe duda que si hubiera ganado el partido de la izquierda hubiera dejado de atender la asunción? A mí ninguna.

Fernández ha dado demostraciones de desprecio y falta de ética con Chile, primero durante la crisis chilena de meses pasado y ahora intentando mostrar que Chile no actuó como Argentina y por lo tanto esta en peor situación ante la pandemia. Una verdadera tontería porque los datos no son para nada comparables, porque la realidad es que la Argentina carece de tests y NO SABE cuántos afectados tiene. Sus cifras no son confiables, mientras Chile ha sido alabado por especialistas respecto al manejo de la situación.

El Presidente en plena pandemia hace tres cosas:

  1. Llama de sinverguenzas a los empresarios.
  2. Critica al capitalismo, y hasta insinúa responsabilidad del sistema en la pandemia en una reunión a la que atiende el Sr. Ministro de Relaciones Exteriores, con el grupo de Puebla. Quienes estaban en la reunión? entre otros Lula, Zapatero, Correa, Ominani, Torrijos, etc. o sea una mezcla de dirigentes fracasados y procesados. Dime con quien te juntas y te diré quien eres.
  3. Apoya un impuesto a la riqueza. A ningún país cuerdo se le ocurre aumentar los impuestos al capital en este momento, menos un país que carece de ahorro y capital.

Si Vd cree que eso es todo, no, hay mas. El Gobierno en oscuro contrato del cual no sabemos mucho, contrata 200 médicos cubanos. Esto después que Italia, Bolivia, Brasil, mostraran la falsedad del sistema de trata de personas que tiene Cuba con falsos médicos, que en realidad son agentes disfrazados uno, pobres individuos otros, que son usados por el gobierno cubano para hacerse de divisas. Aún desconocemos lo que hay financieramente detrás de ese contrato, porque ni siquiera estamos seguro que las divisas van oficialmente al gobierno cubano.

Qué trampa habrá? Intermediarios? Lo habrá orquestado Cristina en sus secretos días en Cuba?
Agreguemos a ello la importación de insumos Chinos, que han demostrado su inoperancia y falta de calidad, sin que se sepa que precios se pagaron, en vuelos orquestados desde Buenos Aires a China, publicados como un viaje a Marte arreglados de manera espuria con el poderoso y destructivo sindicato que ha hecho de Aerolineas Argentinas una de las empresa mas ineficientes del sistema.
Le alcanza? Pero hay más, la Argentina voto a favor de Maduro en el Grupo de Lima y en la OEA.

En 1948 Fangio corrió la historia Carrera de Turismo Buenos Aires – Caracas. Volcó, se accidento y fue auxiliado por Eusebio Marcilla. Esperemos que la Argentina que ha iniciado este camino hacia Caracas, vuelque y que encontremos otro Eusebio Marcilla que nos salve, porque con este gobierno el eje Buenos Aires, Caracas, La Habana será la autopista hacia el fin de un país que pudo ser pero no supo como.

Acerca de Oscar Posedente 9764 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.