El día después de los desbordes vergonzosos en la Casa de Gobierno: “Si no lo organizábamos, hubiera sido peor”

Así lo consideró el presidente Alberto Fernández. Este Jueves decenas de miles de hinchas se juntaron para homenajear al mejor futbolista de la historia. Hubo incidentes, en la Casa Rosada, de las barras con la policía.

La ciudad de Buenos Aires comenzó poco después del amanecer de este Viernes con la limpieza de la Plaza de Mayo tras la multitudinaria despedida a Diego Maradona en la Casa Rosada, que estuvo marcada por la euforia y el dolor, el caos y el desborde. Hubo incidentes entre barras y la policía que dejaron heridos.

Los disturbios comenzaron por la tarde, cuando parte de la gran cantidad de hinchas que hicieron hasta 20 cuadras de fila bajo el sol se enteraron que no podrían despedirse del astro, ya que el velatorio terminaba a las 16hs como lo había confirmado la familia de Maradona a mediodía.

Aproximadamente 14.30 hs, se hizo presente en el velatorio, la vicepresidente Cristina Kirchner, quien pidió que cerraran las puertas de la Casa Rosada porque quería despedirse sin público de Diego. Este episodio produjo un importante desborde en el ingreso a la Casa de Gobierno ya que cientos de personas asaltaron la sede de Gobierno y se abrieron paso por la fuerza hasta la capilla ardiente, porque pensaban que se había cerrado definitivamente el paso a la capilla ardiente lo que generó temor entre los familiares y amigos del Diez.

Las fuerzas de seguridad dispersaron a los fanáticos y el féretro tuvo que ser trasladado desde el Hall Central hacia al Salón de los Pueblos Originarios. Los disturbios continuaron en el Patio de las Palmeras donde los barras se mojaban en la fuente y en los tumultos tiraron un busto de Hipólito Yrigoyen uno de los presidentes de la historia, episodio inimaginable que se produzca en ningún país del mundo y que fue recogido por los distintos medios de prensa internacionales.

Ante este descontrol en Casa de Gobierno donde se firmaron los decretos del ASPO y del DISPO, Alberto Fernández pidió calma hasta que los ánimos se sosegaron y antes de las 18 hs salió el cortejo fúnebre hacia el cementerio de Bella Vista, donde Maradona fue enterrado junto a sus padres, Doña Tota y Don Diego.

Daños en la plaza de Mayo

La plaza de Mayo sufrió algunos destrozos menores. Los equipos de limpieza de la Ciudad levantaron la basura y botellas de plástico y de vidrio tiradas por los hinchas que se agolparon para ver la salida del coche fúnebre y treparon las rejas.

Todavía está el enorme retrato de Maradona en el piso, mientras que los mensajes en el piso, muchos de ellos realizados con tiza, ya desaparecieron. Aún quedan algunos pasacalles y el enorme mural con la imagen de Diego Maradona con la camiseta de la Selección al pie del mástil con la bandera argentina, ubicado justo detrás del monumento ecuestre al general Manuel Belgrano.

En las rejas de la Casa Rosada, aún se observan algunos cartelitos, flores marchitas, unas camisetas y botines colgados, cuya remoción dependerá de las autoridades nacionales.

En la fachada, un enorme crespón negro que no solo representaba la despedida de un máximo ídolo futbolístico, sino también la interpretación de una utilización política de un día triste para el mundo y que deja el sinsabor del doble discurso.

LA

Acerca de Oscar Posedente 11897 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.