Argentina, Santa Fe: citan a declarar a un senador en una causa por el cobro de coimas del juego clandestino

El fiscal Gustavo Ponce Asahad declaró sobre "la pata política" de la trama del juego clandestino y apuntó contra el senador Armando Traferri del PJ

Armando “Pipi” Traferri, del bloque del PJ en el Senado de Santa Fe, es desde el Viernes motivo de preocupación y estrés en el peronismo. También en el frente político que lidera el ex gobernador y actual presidente de la Cámara de Diputados, Miguel Lifschitz. La causa del repentino protagonismo está asociada a la mafia de Rosario donde confluyen el juego clandestino, la protección policial y la sombra de Los Monos, la organización narco más poderosa de la ciudad.

Traferri, del Departamento de San Lorenzo, quedó en el centro de la tormenta cuando Gustavo Ponce Asahad, un ex fiscal preso por cobrar coimas a cambio de protección de una red de casinos clandestinos en la provincia, habló el Viernes pasado de “la pata política” del entramado con la jueza Eleonora Verón. Dijo que el senador era el jefe de la estructura criminal.

Por la gravedad de la denuncia, la magistrada envió copias de la declaración a la Cámara de Diputados y de Senadores. También a la Corte Suprema provincial. El escándalo recién empieza a escalar. El senador fue citado por la Agencia de Criminalidad Organizada Fiscalía Regional Segunda Circunscripción a audiencia imputativa. Será este Viernes a las 9hs.

Ponce Asahad, que tras su testimonio fue trasladado a una cárcel federal como medida de protección, cumple prisión preventiva por los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público, cohecho pasivo agravado y transmisión de datos reservados. En la causa de corrupción, a cargo de los fiscales Luis Schiappa Pietra y Matías Edery, también permanece detenido el ex fiscal regional Patricio Serjal. Ambos están acusados de prestarle protección judicial a Leonardo Peiti, un importante empresario del juego que también poseía una red de casinos ilegales.

Peiti declaró como imputado colaborador en el expediente y dijo que les pagaba a los funcionarios del Ministerio Público entre 4 y 5 mil dólares de coima por mes. A cambio, los ex fiscales “se comprometían a transmitir información reservada, no investigar hechos que podrían constituir delitos y/o interferir en las investigaciones en curso”.

Traferri lidera “Nuevo Espacio Santafecino”, el armado político al que pertenece la actual vicegobernadora Alejandra Rodenas, la ex jueza federal llevó a juicio a los jefes de Los Monos.

El senador no fue el único involucrado en la trama por Asahad. También apuntó a Daniel Corbellini, ex director de la Policía de Inteligencia, vinculado a Maximiliano Pullaro, ministro de Seguridad de Lifchtiz. Según declaró, el ex comisario, parte de la pata policial, era uno de los recaudadores. Contó que Peiti, conocido en Santa Fe como “el zar del juego”, le entregaba a través de uno de sus abogados, Aníbal Porri, un sobre con el dinero a un bar de Mendoza y Francia, conocido por sus “ricas milanesas”.

Por último, nombró al ex ministro de Gobierno y diputado Nacional, Carlos Carranza, otro peso pesado del justicialismo en la provincia. “Patricio (Serjal) no daba un paso sin lo que le decía Carranza”, aseguró Asahad.(TN)

LA

Acerca de Oscar Posedente 12498 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.