La temperatura normal de EEUU es 1° F más alta que hace 20 años

Los científicos han señalado desde hace tiempo que temperaturas más altas, cambios en los patrones de lluvias y nevadas, y clima más extremo será la nueva normalidad. Datos publicados el martes por la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA por sus siglas en inglés) ponen cifras concretas sobre ese patrón.

La nueva normalidad climática de Estados Unidos no sólo será más caliente, sino que será más húmeda en las regiones del este y centro del país, y considerablemente más seca en el oeste en comparación con una década antes.

Los meteorólogos calculan las normales climatológicas con base en 30 años de datos para limitar las oscilaciones aleatorias del clima diario. Es un estándar fijado por la Organización Meteorológica Mundial. Cada 10 años, la NOAA actualiza las normales para el país, así como para los estados y ciudades, por año, mes y estación.

Para toda la nación, la temperatura normal anual es ahora de 11,8° C (53,3° F), según los datos de estaciones meteorológicas de 1991 a 2020, lo que representa casi medio grado Fahrenheit más que hace una década. Hace 20 años, la temperatura normal era de 11,3°C (52,3° F), con base en datos de 1971 al 2000. El promedio de la temperatura de Estados Unidos durante el siglo XX fue de 11,1° C (52° F).

La nueva temperatura anual normal de Estados Unidos es 0,9° C (1,7° F) más caliente que la primera normal calculada para el periodo de 1901 a 1930.

“Casi todos los lugares de Estados Unidos se han calentado desde la normal de 1981 a 2010 hasta la normal de 1991 a 2020”, comentó Michael Palecki, director del proyecto de normales de la NOAA.

Las nuevas normales son más altas porque la quema de combustibles fósiles está haciendo que la última década “sea un periodo mucho más caliente para gran parte del mundo que las décadas” anteriores, señaló Natalie Mahowald, climatóloga de la Universidad Cornell.

Acerca de Oscar Posedente 10289 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.