2×1 : Síntesis de la hipocresía argentina

El 10 de mayo, el principal titulo en todos los diarios argentinos hablaba, palabras más, palabras menos, sobre el “Sorpresivo consenso en el Parlamento para frenar el 2×1 en delitos de lesa humanidad”. Pero en realidad, ¿es tan “sorpresivo” el acuerdo? No, claro que no, porque para aparentar ser progresistas, demagogos y populistas, nuestros legisladores siempre están dispuestos. Luego de leer este primer párrafo, seguramente usted, estimado lector, pensará que quien suscribe está a favor del engendro jurídico del 2X1, pero no, de ninguna manera, sino todo lo contrario.

Existen, en referencia a esta reforma a la vergonzosa ley del 2X1 -creada por el menemismo, o sea, los hoy denominados kirchneristas- dos cuestiones realmente vergonzosas.
La primera es que mientras los verdaderos delincuentes -llámese ABSOLUTAMENTE TODOS LOS EX FUNCIONARIOS KIRNERISTAS y los delincuentes comunes, los que todos los días nos roban desde un par de zapatillas hasta un banco- están sueltos, salen de la cárcel gracias a reducción de penas, por “buena conducta”, salidas transitorias o libertad condicional, el congreso se apresura a modificar una Ley para que no se beneficien ex miembros de la última dictadura militar. Pero no solo eso, sino que además, LOS VERDADEROS RESPONSABLES DE ABSOLUTAMENTE TODO LO OCURRIDO, o sea, todo lo que derivó en el golpe del 76, los ex terroristas, no solo están libres, sino que además fueron indemnizados.

Lo segundo es que quienes hoy se rasgan las vestiduras y se horrorizan por el fallo que benefició a un ex represor con el 2X1 no solo fueron quienes, como dijimos, la idearon y apoyaron, sino que también fue aplicada durante el gobierno kirchnerista, y jamás dijeron nada. Por más que Cristina haya dicho: “Este Fallo no se hubiera dado en el Gobierno anterior…” (vale destacar que no solo mintió, una vez más, sino que además traspasó el límite sobre la independencia de poderes) en agosto de 2013, el coronel Antonio Simón fue beneficiado con ese recurso.

El tema llegó al Máximo Tribunal, que rechazó debatir un planteo y dejó ratificada la reducción de la condena. Pero no solo existió ese caso; hay uno, también llamativo, que es el de José “Turco” Ahmed, el sub comisario ideólogo y jefe de la “Banda de los Comisarios” que secuestró a Mauricio Macri en 1991. Ahmed fue condenado en 2001 a reclusión perpetua por el juez Canicoba Corral. Para ese entonces, hacía casi diez años que se encontraba en prisión. Su captura se produjo a los tres meses de finalizado el secuestro al entonces empresario, hoy convertido en presidente de la Nación. Pero en 2004, el fallo fue revisado por la Sala I de la Cámara Federal, que redujo su pena a 25 años de cárcel. El 2×1 benefició al captor, que fue liberado varios años atrás.

Entonces ¿que reclaman estos pseudo progresistas? Estos mismos personajes, que hoy quieren hacerle creer a la sociedad que los ex terrotistas no cometieron crímentes de lesa humanidad (ver el Estatuto de Roma, Art 7, incisos 1 y 2) son los mismos que sostienen que, por ejemplo, El Padre Mugica fue “victima de la Dictadura” cuando hasta su propia familia sostiene que lo mató Montoneros, los mismos, además, que asesinaron a José Ignacio Rucci, solo por citar algunas muertes perpetradas por los subversivos.

Dicho en otras palabras, quienes antes defendían el 2X1 ahora dicen que está mal; el caso más incoherente es el del ex Ministro de la Suprema Corte y administrador de prostíbulos, Eugenio Zaffaroni, y no por casualidad son los mismos que defienden dictaduras como la chavista en Venezuela y la castrista en Cuba. Pero además, estos mismos personajes, no dicen absolutamente nada sobre los crímenes de lesa humanidad cometidos por los terroristas. Dos incoherencias en una, lo que vendría a ser un verdadero “2×1”.

Entre estos personajes como el Dr Zaffaroni existen algunos más, como la Diputada Victoria Donda, que no tiene ningún tapujo en decir barbaridades como: “Mis Padres Asesinaban con Orgullo”, o el ex terrorista hoy devenido en periodista Eduardo Anguita, quien afirmó: “Yo secuestraba y asesinaba, y robábamos bancos para financiar la lucha armada”. Para finalizar, y redondear toda esta incoherencia “pseudo progre”, recordemos que estos mismos personajes defendían a César Milani, quien en 2013 fuera designado por Cristina Fernádez Jefe de Estado Mayor del Ejército y est actualmente est procesado, entre otros casos, y siendo juzgado por el secuestro y tortura de Pedro Olivera y su hijo Ramón Alfredo, como parte de una asociación ilícita con el represor Luciano Benjamín menéndez y est siendo investigado, además, por enriquecimiento ilícito.

La Ley debe ser justa para todos, sino no hay justicia, y así como los integrantes del proceso fueron enjuiciados y encarcelados, se debe hacer exactamente lo mismo con los ex terroristas, que robaron, secuestraron, mataron a civiles y torturaron.

No existe terrorismo bueno ni terrorismo malo, así sea de derecha, de izquierda o de centro, civil o militar, laico o religioso. El terrorismo es el acto más cobarde que puede cometer un ser humano, porque en un acto terrorista, como los cientos que cometieron Montoneros, ERP, FAR, FAP y otras organizaciones subversivas, además de ser un ataque totalmente traicionero, nunca, jamás, se puede evaluar a priori cual será el resultado, cuales serán las consecuencias, quienes y cuantos van a ser víctimas. Por lo tanto, un país en el que los terroristas son tratados como héroes, indefectiblemente está condenado al fracaso.

mm
Acerca de Pablo Dócimo 51 Articles
Escritor , periodista.

1 Comment

  1. Muy buena tu información,desgraciadamente acá existe muchos hdp,y se apoderan de la mente del ignorante,no les interesa averiguar,informarse.

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*