El desafío de comunicar datos sensibles: Nace el IPC Massa

El desafío de comunicar datos sensibles. Preocupa a algunos actores económicos que se reactiven las tensiones sobre el INDEC, un organismo que desde fines de 2015 recuperó su renombre.

Una resolución del Ministerio de Economía puede generar presiones sobre el INDEC. Una determinación del Ministerio de Economía puede ejercer presiones sobre el INDEC.

La inusual determinación del Ministerio de Economía de empezar a informar una «inflación semanal» refleja la gran inquietud generada en la campaña electoral de Sergio Massa por el impacto que el costo de vida puede tener en el resultado de las elecciones generales del 22 de Octubre próximo.

La decisión implica varios riesgos, incluido el de volver a ejercer presión sobre un INDEC que hasta finales de 2015 sufrió la interferencia de la política cuando estuvo bajo el control del kirchnerismo, lo que podría resultar en otro juicio millonario en el extranjero para Argentina debido a la manipulación del «Cupón PBI».

A partir de Diciembre de 2015, ya con Mauricio Macri en el poder, el organismo oficial de estadísticas recuperó el respeto del ámbito profesional gracias a la destacada labor de reconstrucción realizada por el recordado Jorge Todesca, quien restauró la transparencia en el principal indicador utilizado por los argentinos para evaluar la situación del país.

El nombramiento de Marcos Lavagna como director del instituto durante el gobierno de Alberto Fernández permitió mantener el reconocimiento profesional por el encomiable trabajo que se lleva a cabo en dicho organismo.

Sus cifras se tomaron como punto de referencia tanto por los organismos internacionales como por empresas, sindicatos y otras organizaciones de la sociedad civil que necesitan datos estadísticos para llevar a cabo sus actividades.

El miércoles, el INDEC informó una inflación alta (12,4%), muy elevada, la más alta desde Febrero de 1991, cuando el plan económico presentaba problemas en todos los aspectos y la Fundación Mediterránea convenció al entonces presidente Carlos Menem de implementar el plan que había estado preparando en secreto: la convertibilidad.

Ese plan vino con un equipo económico completo, liderado por Domingo Cavallo y, como su segundo al mando, un economista liberal de pura cepa, Carlos Rodríguez. Las similitudes con la situación actual a veces sorprenden. La Fundación Mediterránea aporta el plan de Patricia Bullrich, pero Rodríguez se unió a Javier Milei.

La decisión que Massa toma ahora, de publicar un índice semanal propio basado en «datos del INDEC y otras fuentes», no fue bien recibida por economistas profesionales, especialmente aquellos dedicados a la microeconomía y las series estadísticas, quienes consideran que ese organismo es la «última referencia» que les queda para orientar su trabajo.

El primer dato presentado por el segundo del Ministerio de Economía, Gabriel Rubinstein, un economista respetado y consultor de primer nivel para múltiples empresas en su etapa en el sector privado, arrojó una proyección positiva sobre una disminución semanal de los precios de los alimentos, el sector más importante para calcular el IPC.

Pero persisten algunas incertidumbres: ¿qué sucederá si en alguna semana se detecta un aumento de la inflación, especialmente si estamos cerca de las elecciones del 22 de Octubre? ¿En qué medida la publicación de estadísticas semanales no ejercerá «presión» sobre los datos del INDEC y podría distorsionar nuevamente las cifras?

En el mercado afirman que cuando algo funciona bien, es mejor no modificarlo (ni crear datos paralelos, como sería en este caso), pero en el ámbito económico defienden la decisión argumentando que las expectativas desempeñan un papel crucial en la percepción que los actores económicos tienen del mercado.

Esa palabra clave, «expectativa», explica la creación de este nuevo indicador, que en círculos económicos y políticos ya comienzan a llamar «IPC Massa».

LA

mm
Acerca de Semanario Argentino 13681 Articles
Periódico semanal argentino editado en Estados Unidos. Desde el 1ro. de Julio de 2002, Semanario Argentino informa y entretiene a los argentinos e hispanos del sur de la Florida, se distribuye los Martes desde Kendall hasta West Palm Beach