Agustina Volpato: Apasionada por los rescates

Por Luciana Evangelina Porto

El amor viene en diferentes formas, tamaños y especies.
Agustina Volpato lo sabe bien. Una santafesina de 25 años, apasionada por los rescates, y no solo de perros y gatos, ella salva vidas de todo tipo.
Su más reciente rescate, revolucionó la red social “X”. Sia, la zarigüeya imparable, llegaba para robar corazones y darnos una gran lección.

Todo comenzó con una triste pero habitual noticia, una zarigüeya agonizando en el ardiente asfalto, y en su marsupio, diez crías indefensas.
Agus acudió al lugar en donde la mamá falleció junto a dos bebés pero pudo poner a resguardo al resto de la camada, se comprometió de cuerpo y alma y decidió afrontar lo q se venía.

Agustina Volpato: Apasionada por los rescates
Agustina comparte en su cuenta @aaguvolpato el día a día de Sia

Las pequeñas zarigüeyas apenas superaban los 13 gramos, era casi inviable que sobrevivan sin su madre.
Agus les dió todo e hizo todo lo necesario, las mantuvo calientes, las alimentaba cada dos horas con una jeringa minúscula, las estimulaba para que hagan sus necesidades… todo lo q hace la madre biológica.
El cansancio no pudo con ella y así fue que finalmente una de las ocho minúsculas bebés zarigüeyas lograron sobrevivir.
La llamó Sia.

En “Twitter” festejaban cada día de Sia, cuando la balanza marcaba dos gramos más, cuando empezaba a estabilizarse… todo era festejo de gol.
Quien iba a decir que una chica amante de la naturaleza y una zarigüeya iban a revolucionar a miles de personas? Los usuarios entraban día y noche para saber cómo seguía la bebé. Su crecimiento y su lucha han sido ejemplo de superación, ellas juntas son el verdadero “si se puede”.

Hoy, con 118 gramos, una dieta variada de sólidos y líquidos, rica en frutas e insectos, Sia está más cerca de su libertad.
Porque de eso se trata todo esto. De salvar y enseñar. Predicar con el ejemplo. De ser empaticos.
Las zarigüeyas son animales que deben vivir en libertad, silvestres. Combaten plagas y son claves en el equilibro del ecosistema.

Debido a esto, Agustina manipula cada vez menos a la pequeña Sia. Sólo se acerca para alimentarla, limpiar el hábitat y pesarla. Es un largo proceso de “desapego”, Sia aún tiene mucho q aprender antes de ser libre. Pero más aún tenemos que aprender nosotros de ellas.

Vale destacar que Agustina está acompañada por su familia, que la apoya y la ayuda con cada nuevo rescate, y de alguna manera le facilitan la vida para poder seguir haciendo lo q dicta su corazón.
Quizá no logremos salvar al mundo, pero con un simple acto de amor, podemos salvar el mundo de alguien.
Gracias Agustina… gracias Sia!

mm
Acerca de Semanario Argentino 13704 Articles
Periódico semanal argentino editado en Estados Unidos. Desde el 1ro. de Julio de 2002, Semanario Argentino informa y entretiene a los argentinos e hispanos del sur de la Florida, se distribuye los Martes desde Kendall hasta West Palm Beach