Por un paro, se cancelaron al menos 43 vuelos de Aerolíneas desde Aeroparque y Ezeiza

La medida también afectó las partidas de Austral, en un fin de semana récord. Largas filas de pasajeros para reprogramar sus pasajes.

En un fin de semana largo y con récord de cantidad de pasajeros, las partidas previstas por Aerolíneas Argentinas y Austral para las primeras horas de la mañana desde el aeroparque metropolitano Jorge Newbery y el Aeropuerto Internacional de Ezeiza fueron canceladas por la realización de asambleas por parte de sus trabajadores que reclaman por un aumento salarial.

 

Si bien los vuelos comenzaron a salir después de las 9, había larguísimas filas en la terminal aérea para las reprogramaciones, caos en los mostradores de check in y pasajeros a los que recién les estaban ofreciendo volar mañana.

Los gremios aeronáuticos en conflicto son APA, APTA, UPSA, UALA y APLA, cuyos representantes rechazaron un aumento del 16 % con cláusula gatillo en paritarias y reclaman un incremento salarial del 26% para 2018.

En Aeroparque, todos los vuelos de Aerolíneas Argentinas con horarios de salida entre las 6.10 y las 9.50 fueron cancelados. Pero además, también vuelos vespertinos figuraban ya desde la mañana cancelados.

 

Según el presidente de Aerolíneas Argentinas, Mario Dell’Acqua será muy difícil que todos los vuelos puedan ser reprogramados dentro del fin de semana. El funcionario pidió “disculpas” a los pasajeros por las complicaciones de la medida de fuerza, a la que calificó como un “apriete”.

Poco después de las 9, la terminal aérea era un caos. En los mostradores se agolpaban los pasajeros que debían hacer el check in para subirse a los aviones que ya estaban saliendo en horario y los que intentaban conseguir información para saber cuándo podrían viajar.

La fila de pasajeros que debían reprogramar sus partidas se podía calcular en una cuadra y media. Entre los usuarios había quejas porque sólo hay tres ventanillas habilitadas y porque no están respondiendo consultas en el 0800.

Según se constató, hubo pasajeros que consiguieron reprogramar su vuelos para esta tarde y otros varios a los que les están ofreciendo viajar mañana. Es el caso de Graciela y Nicolás, una pareja salteña que viajaba para ver a la mamá de ella por el festejo del Día de la Madre. Llorando, la mujer lamentó que ya no podrían viajar para reunirse en familia.

En Ezeiza también los vuelos de Aerolíneas Argentinas se vieron seriamente afectados. Los programados para después de las 6.30 de esta mañana y hasta las 9 figuraban en las carteleras como demorados o con la indicación “Consulte en la compañía”. Alrededor de las 9, comenzaron a volar nuevamente.

Aunque no existió una huelga anunciada, la medida de fuerza se llevó a cabo de hecho. Trabajadores de Aerolíneas Argentinas y Austral abandonaron sus puestos de trabajo pasadas las seis de la mañana y dejaron de prestar servicios para dirigirse a reuniones gremiales de las que retornaron poco después de las 8. También hubo complicaciones para las otras compañías cuando, alrededor de las 8 de la mañana, un perro se metió en la pista y obligó a su cierre temporal.

La medida de fuerza de hecho se da en un fin de semana largo en el que, según informó Aerolíneas, el número de pasajeros, unos 42.000, es récord.

 

Desde Ezeiza, partieron vuelos sin haber cargado los equipajes de los pasajeros, debido a que el personal encargado de la carga de las valijas no estaba prestando servicios.

 

GG

Acerca de Oscar Posedente 4529 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*