Los tres planes del peronismo para generar el golpe

Aparentemente, tendremos un octubre no solo agitado, también será complicado, y en muchos sentidos. Uno de los puntos fundamentales es que la “tormenta cambiaria” no solo no ha pasado, sino que muy por el contrario, debemos esperar lo más fuerte. “Dicen” que la plata de la corrupción que se está buscando y que todos queremos que aparezca la tiene el mercado cambiario. Los mismos que pueden hacer subir y bajar el valor del dólar.Y fue tanto el dinero robado, que todavía hay billetes que no se pudieron blanquear; y aquí debemos preguntarnos: ¿Tendrá algo que ver eso de que aparecieron miles de dólares húmedos en la city con que en la estancia de Lázaro (que es CFK) hace 20 días haya habido movimientos de tierra?

La realidad es que ese dinero circuló, y sigue circulando a través de empresas fantasmas que operaron en el mundo bursátil. La plata no está bajo tierra, como muchos suponen y sugieren, sino en algunos bancos que operaron en financieras sin dejar rastros. Por tal motivo, será extremadamente difícil encontrar esos miles de millones de dólares y/o euros, que están en poder de algunos operadores.
Esa es la mejor manera de “esconder” dinero negro, a través del mercado financiero, y no tenerla en estado “físico” como dice Leonardo Fariña o como lo hacía, por ejemplo, Pablo Escobar, que por otra parte es lo que está en el imaginario popular. Todos los involucrados operaron con firmas bursátiles que usaron los K para cosas sencillas, pero que le deben muchos favores a CFK. En definitiva, fueron socios y cómplices. Juan Manuel Ducler era encargado de esas transacciones, junto con Ernesto Clarens -que sabe mucho más de lo que cuenta- y Lázaro Báez, quien en realidad hacia las operaciones.

Ducler y Clarens en concreto hacían el blanqueo, por así decirlo.
En este punto, debemos hacer un paréntesis, y decir que el blanqueo de capitales le vino como anillo al dedo a Cristina y a todos sus secuaces. Hecha esta introducción que explica los planes 1 y 2 del peronismo para intentar dar el golpe volvemos al principio: tendremos un octubre no solo agitado, también complicado, y en muchos sentidos. No decimos nada nuevo si contamos que la única preocupación de la oposición es tratar de voltear, a como sea, el gobierno de Macri.

No hay un solo día en el que el peronismo no trabaje en tratar de hacer un golpe de estado, y para eso tiene tres planes, que como dijimos, recrudecerán en octubre.
El primero es, como quedó demostrado, el que ya pusieron en marcha, el financiero/cambiario.
El segundo también está en marcha, que es generar caos, cortes, piquetes, tomas de universidades, paros, conflictos salariales y diversas operaciones mediáticas.
Como si hiciera falta algo para corroborar lo hasta aquí expuesto, solo debemos analizar lo que hicieron Guillermo Nielsen defendiiendo la polémica carta del PJ al FMI firmada por Guillermo Moreno con el aval de gran parte del peronismo. Nielsen, ex secretario de Finanzas de Roberto Lavagna está entre los técnicos que el peronismo ofreció para dialogar con el organismo en el escrito en el que pide que no se adelanten fondos al Gobierno, y Moreno es Presidente de la “Comisión de Economía del Partido Justicialista nacional”. El hecho de haber enviado esa carta al FMI encastra perfectamente entre los planes desestabilizadores 1 y 2 del peronismo. El tercero es tratar de voltear al presidente sea como sea.
En este punto, estimado lector, tome la frase “tratar de voltear al presidente sea como sea” de manera literal. Todos los funcionarios peronistas, todos, directa o indirectamente están involucrados en algún caso de corrupción, coimas o retornos. Algunos más, otros menos, pero todos están involucrados.
Los peronistas no duermen pensando cuándo y cómo puede saltar lo suyo. Todos tienen miedo, porque no saben en qué momento le puede tocar a cada uno de ellos. Es así de simple.

Acerca de Oscar Posedente 4529 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*