Miami se prepara para su onceno Super Bowl en febrero de 2020

Después del final de la fiesta del Super Bowl LIII (53) en Atlanta los ojos de la National Football League (NFL), y con ellos los del país, mirarán a Miami que celebrará por oncena vez el próximo año una edición del gran certamen deportivo

Después del final de la fiesta del Super Bowl LIII (53) en Atlanta los ojos de la National Football League (NFL), y con ellos los del país, mirarán a Miami que celebrará por oncena vez el próximo año una edición del gran certamen deportivo . “No creo que haya otro lugar mejor para el Super Bowl que el nuestro”, señaló el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, en un comunicado.
Y subrayó: “Miami ha celebrado más Super Bowls que cualquier otra ciudad, y está claro porqué. Éste es el lugar ideal para vivir, trabajar y jugar, y acoger otro Super Bowl en el estadio de los Dolphins demuestra que Miami es un gran lugar para realizar grandes eventos”. Además de la gran fiesta deportiva y el récord que suponen esta celebración para Miami el 2 de febrero de 2020, hay un impacto económico que hace sonreír a todos por igual.
“Probablemente la gran fiesta lleve el subtítulo de South Florida, por motivos obvios de mercadeo y organización, pero todos sabemos que se celebra en Miami y que la mayor atención estará enfocada en la Ciudad del Sol”, declaró a DIARIO LAS AMÉRICAS el economista Luis Fernández.
Impacto económico
Según estudios preliminares de los organizadores de la cita deportiva, Super Bowl 2020 añadirá unos 500 millones de dólares a las arcas de hoteles, restaurantes, aeropuertos, medios de transporte y comerciantes en general del sur de la Florida, especialmente en el condado Miami-Dade donde, según anticipan, se realizarán grandes fiestas públicas.
De hecho, la NFL organizará fiestas públicas lejos del estadio para facilitar la participación de aficionados del fútbol americano y el comité organizador ha propuesto el centro de Miami, específicamente la zona comprendida entre Bayfront Park y Museum Park (hoy Maurice Ferré Park), para habilitar escenarios para música en vivo, grandes pantallas para proyectar el juego y zonas VIP´s para festejar la ocasión.
“Ya notamos el alza en reservas. Esos días vamos a estar completamente lleno y felices”, anticipó Sonia, asistente de contabilidad del hotel Intercontinental, en Miami.
Antecedentes
Miami acogió un Super Bowl por primera vez en 1968, cuando la NFL celebraba el certamen por segunda vez. Entonces, el condado Miami-Dade tenía por nombre Dade County y apenas contaba con un millón de habitantes, hoy supera los tres millones, y el estadio Orange Bowl, donde ahora se encuentra el Marlins Stadium, acogió la festividad.
En aquella ocasión, Green Bay Packers, de Milwaukee, ganó al Oakland Raiders, de la zona de San Franscisco, 33 a 14 y se coronó campeón de la NFL. La última vez que el equipo Miami Dolphins disputó un Super Bowl fue el 20 de enero de 1984, ante los San Francisco 49ers y perdió 16 a 38, en el estadio californiano de Stanford.
“Aquella noche el invierno azotaba a Miami”, recordó Carlos, fan de los Dolphins, “la temperatura bajó a 29 grados Fahrenheit (casi dos grados Celsius bajo cero), y nos quedamos con las ganas de ganar”.

Acerca de Oscar Posedente 4616 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*