Cómo la respiración potencia a la mente para el sexo

A la hora del sexo, sabemos que el cerebro es fundamental porque la mente es la herramienta más efectiva a la hora de potenciar el placer. La forma más directa de influir al cerebro es con la respiración. Al tener el control del aire se puede oxigenar al cerebro y al cuerpo en general. Desde antiguos ritos, diferentes religiones, el yoga, el control mental entre tantas prácticas siempre han incorporado la respiración como base para tranquilizar al cerebro y disponer a la mente para la tarea por hacer. Hoy en día se puede medir de forma precisa, y fue la Universidad de Northwestern quien descubrió que la respiración puede hacer aún más, comprobó que llega afectar la organización celular en ciertas regiones del cerebro que tienen que ver con el olfato, la memoria y las emociones.

Este dato no puede pasar desapercibido para uno de los momentos importantes de nuestra existencia; el sexo. Tanto para mujeres y hombres sirve el manejo de la respiración al momento del placer.

Así como cuando la exitación aumenta y hace que nuestra respiración sea más agitada, se puede retrasar el final haciendo que el placer aumente si se controla la respiración. Esto se logra bajando el ritmo del aire con bocanadas más profundas. Además debes acompañar este control con movimientos corporales más lentos. Es muy probable que todo esto lo hayas puesto en práctica sin darte cuenta en otras circunstancias y seguro que lo has visto en alguien alguna vez.

Por ejemplo, las personas que entrenan corriendo o aquellas que se agitan haciendo alguna actividad física, cuando quieren volver a tomar el control de la respiración lo que hacen aspirando más profundo y así progresivamente retrasan cada bocanada hasta llegar al ritmo normal. Con esto logran calmarse y volver a tomar el control.

Esto mismo es lo que se puede hacer para aumentar el placer y “estirar” el tiempo al momento del sexo. Una manera de entrenar el control de la respiración, para llegado el momento estar con la herramienta lista, es lo siguiente: Estando en tranquilidad y teniendo el tiempo para llevar la atención a la práctica, es hacer un conteo mental al momento de aspirar aire y repetirlo al momento de exhalar, haciendo que los dos conteos coincidan. La idea es que el tiempo que te lleva ingresar el aire a tus pulmones sea el mismo que te lleva para exhalarlo.

De esta manera puedes ejercer el control. Por supuesto que al comienzo de este entrenamiento puede ser que te marees o sientas que te falta el aire, pero luego eso pasa y hasta llegarás a no necesitar hacer el conteo mental ya que se te incorporará y lo harás de forma natural. Haciendo esta práctica previa, en poco tiempo, podrás darte más espacio al momento de sentir placer. El disfrutar plenamente del sexo y el sentirte bien es mucho más sencillo de lo que crees. Recuerda #CuandoSeQuiereSePuede

Acerca de Oscar Posedente 4500 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*