Julio Lagos:”Quiero llevar mis ediciones al formato audiolibro”

Julio Lagos. Pionero de la nueva comunicación. Locutor y periodista argentino acaba de editar Estuve allí - Un locutor guglea de Memoria,un libro entretenido, que refleja situaciones reales transcurridas cerca de muy diversos personajes. No juzga, no critica. Los relatos están llenos de datos novedosos, sobre épocas vividas no hace demasiado tiempo.

Julio Lagos. Pionero de la nueva comunicación. Locutor y periodista argentino acaba de editar Estuve allí – Un locutor guglea de Memoria,un libro entretenido, que refleja situaciones reales transcurridas cerca de muy diversos personajes. No juzga, no critica. Los relatos están llenos de datos novedosos, sobre épocas vividas no hace demasiado tiempo.

Son 16 crónicas, por las que desfilan Piazzolla, Neruda, Frondizi, Borges, Sandro, Jauretche, “El mono” Villegas, Troilo, Landrú, Pugliese, Pepe Eliaschev, Romay, Pérez Esquivel, Isabel Perón, el Rey Juan Carlos de España, Goar Mestre, entre otras tantas personalidades, la crotoxina y el vuelo transpolar.

¿Cual fue su primer trabajo en los medios?
En el diario El Mundo, en el año 1961. Tenía 16 años y me publicaron una nota en el suplemento deportivo, que salía los lunes. Una nota horrible!!

La historia fue así… mi papá era corrector del diario, por lo que el diario, como objeto, formaba parte de mi vida cotidiana. Por aquel entonces, se publicaba en la contra tapa una columna de un periodista que escribía de una manera distinta, muy incisivo, y a mi me gustaba mucho; estoy hablando de Bernardo Neustadt, a la sazón secretario de redacción del diario. Tal es así que le dije a mi papá que quería conocerlo.

Tanto le insistí que, finalmente, Neustadt le dijo a mi padre que lo vaya a ver. Me recibió en su oficina, comenzamos a chalar y palabra más, palabras menos, debo haberle dicho: -Mire, en este diario todos escriben muy mal, salvo usted un poco.

Ante semejante locura, Neustadt me respondió con otra locura: -Bueno, venga y escriba usted. Y fue ahí donde me publicaron esa primera nota, horrible, a página entera. Lo curioso es que él me presentó, y lo hizo con un generoso copete y un título inolvidable: “Arrorró mi crónica”. Eso fue en marzo de 1961. A partir de ahí empiezo a comentar partidos de fútbol de primera.

¿Como se produce el paso de la gráfica a la Radio y la TV?
En esa época había comenzado un programa de TV que después estuvo mucho tiempo en el aire: “Polémica en el Fútbol”. Esas fueron mis primeras apariciones en televisión. Paralelamente, también trabajaba en “El Gráfico”, donde hacía unas encuestas sobre fútbol, y Hugo Guerrero Marthineitz me recomendó que vea, en Radio Municipal, a Julio Álvarez Vieyra; a partir de ahí comencé a formar parte de un programa deportivo que hacían Juan Manuel Puente y Pablo Amándola, y luego comencé a hacer otros programas. Posteriormente me anoté en el ISER, y ya mientras hacía la carrera de locutor comencé a trabajar como movilero en el noticiero de canal 13.

Cuando estaba a punto de recibirme, recuerdo que me faltaba rendir el último examen, ya grababa como animador en Casino Phillips. En esa oportunidad me tocó presentar a “Los 5 Latinos”, y el director del programa, Carlos Sandor, me dice: “Más vale que te recibas”, porque en aquella época se consideraba una infracción seria que ciertas tareas no las hiciera un locutor recibido. Eso da cuenta de cómo han cambiado las cosas…

Usted es multifacético, de hecho no mucha gente sabe que también es dibujante.
Si… desde 1963 hasta 1967 dibujé en la revista Tía Vicenta, una etapa que recuerdo con mucho cariño. Es que todo forma parte de lo mismo: comunicar. El dibujo, la fotografía, escribir, hablar, todo es comunicar. Lo que sí te da el dibujo, que creo que me ayudó mucho, es un gran ejercicio para la síntesis, para la secuencia, y en cierto modo eso también se plica a la Radio.

¿Tiene alguna preferencia por alguno de los géneros en los que incursionó?
La verdad es que me enamoro de lo que hago en ese momento. Donde uno es más libre es cuando escribe. Ahora, cuando hacés Radio, tenés el registro inmediato del otro, y el programa radial tiene una serie de matices que lo hacen más amplio y más completo.
Sin embargo, mi “berretín” del momento es trabajar con mi último libro: “Estuve allí, un locutor guglea de memoria”, que quiero llevar al audio libro, que es la combinación perfecta entre el escritor y el locutor.

¿La idea es publicar como audio libro solo este o también piensa hacerlo con otros?
Es muy probable. Este libro, publicado en papel solo se vende por internet y ya agotó la primera edición, por lo tanto ya estamos preparando la segunda. También está instalado en el mundo digital, en bajalibros.com, que es el nuevo universo de lectura.
En función a esto quiero hacer, la versión en audio libro de este y de otros dos, “Corazón de Radio” y “El misterio del Estadio Ebro”.

¿Que le gustaría hacer que todavía no haya hecho?
Un montón de cosas, por ejemplo poner en escena un sainete. El género teatral musical popular me gusta mucho, y tengo algo escrito, vamos a ver… no se si lo podré hacer o no, pero mientras tanto eso significa escribir algunas canciones, que estamos en eso, con un músico amigo.

¿Que le parece el sitio deRadios.com?
Me gusta mucho, lo visito frecuentemente y veo que se está desarrollando a nivel continental, cosa que me parece excelente.

mm
Acerca de Pablo Dócimo 87 Articles
Escritor , periodista.

1 Comment

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*